¿Qué es el Equilibrio?

El Equilibrio aprovecha la ciencia del cerebro para ayudarte a fortalecer la mente, comprender tus procesos de pensamiento y mantener la calma cuando estás bajo presión. Según la neurociencia, tu cerebro necesita acciones repetitivas para adaptarse a nuevos comportamientos. El Equilibrio te proporciona herramientas y consejos que te ayudarán a crear hábitos saludables y conscientes.

Practicando los ejercicios de tu lista de COSAS POR HACER, avanzarás por 8 niveles repletos de ejercicios mentales que te ayudarán a construir una mentalidad fuerte y positiva. Avanzarás por estos niveles practicando los ejercicios de tu lista de COSAS POR HACER, y por cada ejercicio que completes conseguirás puntos del Equilibrio que te harán avanzar en el programa.

Hay 8 niveles en el Equilibrio:

Tu mentalidad: solo con ser consciente de tu estado mental puedes iniciar un viaje hacia una actitud más positiva y feliz. Explora lo que tienes en la mente para poder empezar a pensar con más claridad. 

Sé positivo: la ciencia dice que solo con pensar en una mentalidad positiva, es probable que te vuelvas una persona más positiva. Tu mentalidad positiva crecerá y afectará a las personas que te rodean. Para empezar a pensar de manera más positiva, solo tienes que escribir las cosas por las que te sientes agradecido cada día.

Sé agradecido: cuando das las gracias a alguien por ayudarte, te sientes bien al decirlo y ellos al oírlo. ¡Todo son ventajas! Así que envía una tarjeta de agradecimiento a alguien que te haya ayudado estos últimos días. Lo agradecerán, y tú también.

Respira: conoces todos los beneficios del ejercicio para el cuerpo, pero ¿qué ejercicios puedes hacer para el cerebro? La ciencia dice que realizar ejercicios de respiración solo unos minutos al día reduce el estrés y aumenta el pensamiento cognitivo (resolución de problemas). ¡Suena como una bocanada de aire fresco!

Relaja la mente: por tu ocupado cerebro pasan muchas cosas, piensa en aquellas que deberías haber hecho, y en las que tienes que hacer. A veces tienes que concentrarte en el momento para que tu cerebro no sufra distracciones. 

Presta atención: no siempre nos resulta sencillo centrar nuestra atención y es muy fácil distraerse. Prueba este divertido juego basado en la prueba Stroop de John Ridley. En el próximo módulo del Equilibrio, te daremos consejos para que te concentres y no te distraigas.

Mantén la concentración: centrarse solo en un trabajo puede resultar complicado con todas las interrupciones, solicitudes especiales y reuniones que surgen a lo largo del día. ¿Pero es este enfoque multitarea tan bueno como se nos ha hecho creer? Descubre por qué concentrarse en el trabajo que nos ocupa y bloquear otras tareas puede ser un enfoque mucho más productivo.

Gestionar emociones: mantener controladas las emociones puede resultar complicado cuando surgen de la nada. Si aprendes a gestionar las emociones, tu respuesta será más controlada y adecuada, en proporción a la situación que nos ocupa.

Además, recibirás trofeos del Equilibrio al practicar los 2 ejercicios más importantes del programa: gratitud y respiración.

Sabemos que se trata de un viaje muy personal, de modo que toda la información que facilites solo la podrás ver tú.

 

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud
Tecnología de Zendesk